Lavanda cerca de Madrid, no hace falta ir a Provenza

2018-10-08

Kate The Traveller

Brihuega está situada a menos de una hora en coche, desde aeropuerto de Madrid-Barajas. Se llega allí con la autopista A2, dirección Guadalajara. Esta pequeña ciudad es famosa por sus cultivos de lavanda en los campos adyacentes, y por el Festival anual de la Lavanda, que se celebra durante el período de más fuerte floración de esta magnífica planta (julio). Los campos de lavanda ya desde la distancia, se pueden ver en forma de grandes espacios violetas y su aroma, especialmente por la noche, causa un colorido efecto embriagador.

Las dos ubicaciones principales de los campos de lavanda, cerca de Brihuega, son GU 925 hacia Malacuera y CM 2005 hacia Sigüenza. El primer campo ubicado en las colinas, crea una fantástica ondulación en la tierra de patrones morados; el segundo está dispuesto en un terreno plano, donde los campos de lavanda se extienden en todo el horizonte. Caminando entre las hileras de arbustos de lavanda, me sorprendió el número de abejas que polinizaban las plantas, hay literalmente millones aquí y el zumbido tranquilo crea un fondo musical único en el hermoso paisaje. Al principio, me parecía imposible caminar entre los campos, debido a la cantidad de estos alados compañeros alrededor, pero moviéndose tranquilamente, las abejas vuelan en otra dirección, haciéndome sitio. Para visitar los campos, se compra una pulsera por 2 euros, a la venta en el parking.

Este es un momento muy caluroso en España. Las temperaturas en el centro de la península alcanzan hasta 42 grados centígrados, y el sol cayendo a plomo sin piedad quema la piel, especialmente la mía, de clara complexión eslava. ¡Atención! Lleva protector solar y un sombrero/parasol para proteger la cabeza. No cuentes con los días lluviosos … tales aparecen solo una vez al mes, y en forma de una violenta tormenta de verano de corta duración. Las altas temperaturas, que, para alguien nacido en una zona climática más fría, tienden a ser difíciles de manejar, para los españoles, es totalmente, al contrario. Masivamente pasan su tiempo al aire libre hasta altas horas de la noche, a menudo expresando que el «buen tiempo» finalmente ha llegado.

El Festival de Lavanda está acompañado por una feria, que es una especie de mercado español, combinado con atracciones gastronómicas y musicales, que tienen lugar en el casco antiguo de Brihuega. Es una oportunidad para comprar deliciosos productos de lavanda hechos a mano; jabones, almohadas, cremas y racimos, deleitándose simultáneamente con cerveza fresca y tapas españolas tradicionales. En este día tan exigente económicamente para el pueblo, el servicio de bares y restaurantes deja mucho que desear, pero a pesar de mucha demora en el servicio, el dulce Carpe Diem se siente en general.

El Festival de Lavanda es una oportunidad única para experimentar una maravillosa experiencia cultural, con el espectáculo de la naturaleza de fondo. Se lleva a cabo justo en el centro de los campos de lavanda al atardecer, en uno de los fines de semana a mediados de julio. Es una serie de atracciones que culminan con el concierto dominical, de un personaje del mundo de la guitarra. Los sonidos son sutiles, no ruidosos, todos están vestidos de blanco, además no se sirve bebida y comida, para estar en armonía con la naturaleza. El clima es mágico. Las entradas para el concierto deben reservarse antes en la página del evento www.festivaldelavanda.com. Cada año, el concierto es único. Ya alrededor del mes de mayo se pueden seguir en la web los anuncios del evento.