Laguna de Balos - laguna paradisíaca en Grecia

2019-12-08

Kate The Traveller

 

„El paraíso no es un lugar.

Es un sentimiento.”

 

Cuando te estas acercando al lugar, donde se encuentra la laguna, estando en un ferry o en el automóvil, tienes la sensación de que verás algo excepcional. La adrenalina se acumula con cada minuto cuando te acercas. Algo allí te está esperando. Alguien, alguna vez te dijo que es hermoso allí y tu imaginación está al límite de la excitación. Tanto si te encuentras al comienzo de la exploración del mundo, o si ya hayas viajado a lugares, asombrado por muchos paisajes, te prometo que Balos te deleitará. Sentirás algo especial aquí. La tranquilidad del lugar, lejos de las estructuras humanas, el espectacular paisaje de los altos acantilados, que se elevan sobre las aguas más azules de la Tierra, te hará sentir agradecido de que existan lugares como Balos. Esta experiencia te convencerá de por vida, de que debes hacer todo lo posible para proteger esta belleza especial.

Isla de Creta, Grecia

La laguna de Balos, que forma parte del cabo de Gramvousa, es una estructura costera fenomenal de la isla griega de Creta, en su parte noroeste, en la provincia de Chania.

Fenómeno de la naturaleza que debe ser protegido y respetado.

La belleza natural de la playa de Balos, comprende un paisaje único y una gran variedad de plantas y animales raros.

Se han registrado alrededor de 400 especies de plantas, 25 de las cuales son indígenas de Creta y 3 de las cuales son indígenas, solo del área de Balos.

Además, la playa de Balos alberga una gran cantidad de aves que se alimentan y se crían en el área, o que migran poco aquí. Las cuevas del área, sirven como nidos para halcones peregrinos y cormoranes. Balos es también una reserva para la foca mediterránea protegida y la tortuga marina Caretta-Caretta, que visita la costa para alimentarse y poner sus huevos.

Todo lo anterior hace que la laguna de Balos, sea una reserva natural de gran valor ecológico y rara belleza natural. Ha sido proclamado como sitio Natura 2000 durante años y es un área estrictamente protegida, como muchos otros lugares en Creta.

Se puede visitar la reserva natural Balos y se permite caminar por los acantilados del cabo de Gramvousa, así como bañarse en sus aguas.

¡A pesar de la protección, un chiringuito y unas sombrillas, han aparecido en la playa en los últimos años!, ¡Los lugareños dicen que las corrientes marinas traen basura y alquitrán a Balos!

¡Por favor se respetuoso! No dejes nada detrás de ti.

Acceso:

Se puede acceder a Balos de dos maneras:

  1. En barco -la opción más fácil, es tomar una de las pequeñas embarcaciones que salen del puerto de Kissamos todos los días (crucero a Gramvousa y Balos). Después de una hora de viaje, se llega a la magnífica laguna. Durante el viaje, se puede admirar las impresionantes, salvajes y empinadas colinas rocosas y calas escondidas, con playas de arena, mientras el barco pasa por las costas. Con este crucero, visitas también la isla de Gramvousa. Si tienes suerte, puede que te acompañen los delfines.
  2. En automóvilsi no quieres viajar en barco y tienes un automóvil o una motocicleta, puedes conducir por el camino de tierra, que bordea el Cabo Gramvousa. La ruta comienza en el pueblo de Kaliviani. Tendrás que pagar una pequeña tarifa, destinada a la protección de la Reserva Balos y la preservación de la carretera. Después de 10 km, la carretera se detiene en un amplio estacionamiento, al lado de una cantina, justo sobre la laguna. La vista panorámica de Balos y la isla de Imeri Gramvousa, es impresionante. Desde allí, puedes caminar por el camino de 1 km que conduce a la playa. El regreso al área de estacionamiento, es bastante agotador, debido a la fuerte inclinación de la pendiente.

Mucha gente en verano.

El paisaje paradisíaco y la laguna formada por el fondo marino poco profundo, entre la costa y la isla cercana, así como las toneladas de arena blanca y fina, atraen durante el verano a muchos turistas. Si no te gustan las multitudes, es mejor que evites visitar la playa en julio y agosto. Además, un plan perfecto es llegar a Balos por la mañana, antes de que lleguen los barcos desde Kissamos. Estas pocas horas de soledad, en un lugar tan celestial, permanecerán grabadas en tu memoria para siempre.