Dehesa del Generalife, un paseo por las montañas desde el centro de Granada

2018-10-08

Kate The Traveller

Granada es, por supuesto, la gran Alhambra. Hablando con la gente sobre los encantos de Granada, muchos están fascinados con el palacio árabe, pero pocas personas se dan cuenta de que Granada esconde más sorpresas que esa, la más famosa de ellas. Para mí es sobre todo una ciudad con puntos de vista excepcionalmente hermosos e innumerables rutas para caminar alrededor. Las llamadas Vistas están literalmente en todas partes. Inmersa en el paisaje montañoso, cerca de las montañas más altas de la península Ibérica (Sierra Nevada), Granada además del típico casco antiguo y la ciudad moderna, tiene muchas opciones para paseos cortos y largos en la naturaleza.

Dehesa del Generalife es una gran idea para una excursión de un día, especialmente para aquellos que están cansados ​​del fervor urbano y quieren escapar a la naturaleza. La ruta empieza desde el Hotel Alixares. Después de llegar a la rotonda hay que girar hacia el Olivar de la Alhambra-Dehesa del Generalife. A partir de ahí, el camino se adentra en un bosquecillo de coníferas, cuesta arriba. Al salir de él, se entra a los olivares. A partir de este punto hay muchas opciones para un paseo, nosotras hemos optado por una ruta hacia el mirador Silla del Moro, que ofrece un panorama fascinante de la ciudad de Granada y luego hacia el Llano de la Perdiz. Todo el viaje (Hotel Alixares – Silla del Moro -Llano De La Perdiz – Hotel Alixares) nos llevó unas 5 horas, con muchas paradas para fotos y comida. ¡Ojo! No hay ni restaurantes ni tiendas en el camino, así que es necesario llevar un pequeño tentempié en la mochila, para evitar algún bajón de calorías.