Caleton Blanco- una laguna paradisíaca en Lanzarote

2018-10-08

Kate The Traveller

Una de las Islas Canarias, Lanzarote para más señas, tiene en su extremo norte una costa excepcionalmente pintoresca. Mi playa favorita allí es Caleton Blanco, que junto con la playa de Orzola, se encuentra cerca del pueblo con el que comparte nombre.

La encontré por accidente, preguntándome qué hay en esta parte de la isla que menos se anuncia. Las playas más populares en las guías son las de Papagayo y Famara. Lejos de las concurridas playas en la costa este de la isla, las aguas turquesas de la laguna de Caletón Blanco y una ligera brisa que está siempre presente en esta región de la isla, juntos forman el lugar ideal para relajarse y disfrutar de una fantástica vista en la distancia – la isla de La Graciosa- y las islas más pequeñas del Archipiélago Chinijo.

Un rasgo característico de esta playa es la fina arena blanca tipo nieve, que contrasta con las rocas volcánicas irregulares de lava negra, esparcidas por todo el sitio. ATENCION! ¡Es necesario ponerse botas de goma para caminar cómodamente en el fondo de la laguna! Yo vadeé a través de la laguna con los pies descalzos, y aunque por lo general no me molestaban, unas botas de goma me hubiesen evitado una gran cantidad de arañazos y picaduras dolorosas, al caminar por las rocas.

Para aprovechar la playa y sus hermosas vistas, lo mejor es venir temprano por la mañana, cuando todavía se puede encontrar fácilmente un lugar de estacionamiento, pudiendo elegir entre una amplia variedad de lugares, para extender una manta o silla de playa. La laguna es más atractiva durante la marea alta, que llena de agua rocosas bahías, creando piscinas naturales para bañarse y vadear. La hora de la marea cambia cada día y lo mejor es comprobar cuando se produce, en una aplicación en Internet Wisuki-Viento y Olas, o simplemente pasar el día entero allí, observando ese milagro de la naturaleza durante su cambio fascinante, paso a paso.

Nadar en estas piscinas naturales es muy seguro. El agua está muy quieta, y ​​las olas del océano se forman solo en algún lugar lejano en el horizonte.

Después de terminar la exploración Caletón Blanco todavía se puede ir a la playa cercana, Caleta del Mojón Blanco y terminar el día con una cena en el pueblo Orzola, en el restaurante La Nasa, donde sirven delicioso marisco y pescado. Antes del atardecer para contemplar la puesta de sol, recomiendo el paseo en la Playa de Orzola.