Białowieża - y su bosque magico

2020-01-30

Kate The Traveller

Białowieża es una pequeña ciudad en la Polonia de este, en el corazón del bosque de Białowieża, en la frontera con Bielorrusia.

 

Sin embargo, Białowieża es mucho más que esto. Es un lugar que probablemente, sea más fácil vivir que describir. Porque ¿Cómo es posible, pintar con palabras los alces que deambulan bajo del cielo de la región Podlasie, o el silencio, sin rastro ninguno de un sonido extraño? ¿Cómo describir sus mañanas frías, llenas de misteriosa niebla y las brillantes telarañas extendidas en los prados desiertos? ¿Cómo crear el espíritu literario del viejo bosque que creció en Białowieża hace mucho tiempo? Hoy, ese lugar es el guardián en el umbral de los secretos, de su parte insignificante, que una vez se extendía en una gran área de Europa del Este – el bosque virgen de Bialowieża.

El lugar de poder

Para muchos, Białowieża es un lugar de poder. Es el segundo punto de poder más importante en Polonia después del castillo de Wawel en Cracovia, que según los esotéricos tiene un efecto específico en los seres vivos. Por supuesto, científicamente es inexplicable, pero cuando llegué allí supe de qué se trataba de inmediato.

El bosque virgen en peligro de extinción

Białowieża es un tema incómodo en la Polonia de hoy. El escarabajo de la corteza, que atacó las piceas plantadas por el hombre en esta parte del bosque, que se encuentra fuera de su estricta reserva, causó la cortada masiva de árboles. El bosque ha sido explotado según las leyes vigentes de saqueo por más de ochenta años, cortado con una red de caminos y líneas divisorias. Solo el 30% de su área actual, son bosques de origen natural. Esta pequeña parcela en relación con el conjunto, está protegida por una estricta reserva del Parque Nacional de Białowieża. Fue por esta parte de la naturaleza tan histórica, que fui allí en otoño para ver el viejo bosque, en el umbral de grandes cambios para él.

La magia del viejo bosque

El bosque de Białowieża cumplió un papel único en la cultura de los eslavos. Muchas leyendas e historias misteriosas circularon sobre éste, desde tiempos inmemoriales. En la época real, el bosque era propiedad del rey, primero el rey de la unida Polonia y Lituania, y luego el zarismo ruso, siendo un paraíso para la caza. En la literatura, a menudo se describía como un lugar peligroso, lleno de animales salvajes, áreas silvestres y pantanos. El bosque estaba habitado por visitantes esporádicos que, huyendo de la sociedad o queriendo evitar la corte o el castigo, se establecieron aquí y, a menudo, permanecieron en sus entrañas para siempre.

El bosque virgen ancestral

Pero, ¿qué distingue exactamente un bosque normal de un bosque virgen? Tomemos una comunidad arbórea, seleccionada al azar en nuestro país: árboles de una edad similar, plantados en una fila. A primera vista, notaremos que no tiene mucho que ver con un bosque virgen. Y ahora, imaginemos una gran área deshabitada cubierta de bosque virgen, que no ha sido influenciada por actividad humana durante siglos. Antaño, Polonia fue cubierta por tal bosque que se extendía desde las estepas del este, hasta los bosques caducifolios de Europa occidental.

Hoy en día, aparte de las reservas y los parques nacionales, más a menudo, nos encontramos con bosques creados por mano humana. En las escuelas forestales, que educan a los futuros guardabosques, el énfasis está principalmente en el cultivo forestal y, por lo tanto, en la producción de madera. El bosque debe ser cortado, luego plantado otra vez y cultivado. Se crea una incubadora específica para que los árboles crezcan armoniosamente, uno al lado del otro. Deben ser delgados y rectos, porque desde el principio se ve en ellos buena materia prima. Se combate con todo lo que podría destruir este proceso. Se crea un ambiente artificial. Los bosques de picea creados después de la Segunda Guerra Mundial, que son muy populares hoy en Polonia, están siendo atacados por el escarabajo de la corteza (que siempre se ha desarrollado en piceas débiles). Estas piceas son una creación artificial en el bosque de Bialowieza (y no solo, al estar recientemente en el Parque Nacional de las Montañas de la Mesa en el sur de Polonia, me di cuenta, mientras caminaba, que también hay un problema similar allí, aunque menos publicitado por los medios).

El bosque primitivo, no manipulado por el hombre, de acuerdo con una visión ecológica, es un sistema sofisticado de elementos interactivos de fitocoenosis, micocoenosis y zoocoenosis. Se caracteriza por una gran biodiversidad y su renovación se produce bajo la influencia de la sucesión ecológica natural. El bosque natural envejece naturalmente, y cuando los árboles se mueren, se descomponen por saprófitos, es decir, los organismos responsables de la descomposición. La diversidad de especies de plantas y animales es incomparablemente más rica en bosques primarios, que en cultivos forestales. Cada vez hay menos bosques de este tipo en Polonia. Los bosques de reproducción estériles se ven cada vez más a menudo, donde no hay callejones misteriosos, el ver un animal salvaje bordea un milagro y puedes escuchar los sonidos de la civilización desde todos los lados.

Białowieża es uno de los pocos lugares en Polonia, que aún puede ser misterioso y amenazanto. Hay personas allí que aman su tierra y tratan de proteger el bosque, tan apresuradamente cortado o cubierto de basura en estos días. Es un pequeño museo, con el 70 por ciento de la biodiversidad, que se encuentra en las tierras bajas de Polonia.

 

En los trópicos existe la selva tropical, en los bordes del norte del hemisferio hay taiga. Nosotros en Polonia tenemos el bosque virgen de Białowieża. Es el único de ese tipo en Europa.

 

Visita de la reserva de bosque virgen en Białowieża

No puedes explorar el bosque solo. Para cruzar la puerta de la reserva, tienes que ir acompañado de un guía turístico con licencia. Cada hotel en Białowieża está equipado con folletos de las oficinas de turismo locales y los viajes se pueden pedir a menudo para el día siguiente. Yo he hecho mi visita con Ludmiła Żłobin Czajka (https: //www.p guidesnik-puszcza-bialowieska.eu/) y todavía recuerdo cada pequeño detalle de la excursión. La reunión con el guía, comienza inmediatamente después del amanecer. Dentro de la reserva, se siguen los caminos designados y las conversaciones casi se susurran, para no asustar a los animales. La excursión dura todo el día.

¿Solo el bosque?

Białowieża es una localidad muy pequeña. En sus alrededores hay una entrada a la reserva forestal. Además de su maravilloso bosque, tiene otras atracciones no menos interesantes. Aquí hay algunas de ellos:

 

Reserva de los bisontes

El bosque virgen de Białowieża siempre ha sido el pilar de la riqueza de animales salvajes, y su animal más grande y representativo fue el bisonte. La caza por parte de la realeza, los cortes excesivos de los árboles a lo largo de los siglos y la devastación de dos guerras mundiales, causaron la extinción de la mayoría de los animales, y el bisonte desapareció de esta área para siempre. Solo algunos bisontes sobrevivieron en granjas cerradas y reservas zoológicas. La reserva en Białowieża se estableció en 1929 y durante el siglo pasado trabajó arduamente, para restaurar el bisonte europeo a su entorno natural. Hoy tenemos 650 cabezas de bisonte, que viven salvajes en el bosque. La reserva de bisontes tiene una función educativa. Los animales en la reserva están expuestos en condiciones seminaturales, en grandes granjas cubiertas de vegetación natural, por lo que pueden no ser visibles en todo momento.

Parque del palacio en Białowieża

El parque del palacio fue fundado en 1895, como parte integral de la residencia privada de caza de los zares de Rusia. El nombre del parque «Pałacowy» se refiere al objeto más importante. Esta residencia, que era el palacio del zar (se incendió en 1944 y finalmente se demolió en 1962). Estos elementos actuales del arte del jardín y los restos de edificios históricos, son los últimos testigos de la lejana historia del bosque de Białowieża y constituyen un patrimonio cultural y natural común, no solo de la comunidad que vive aquí, sino de toda la sociedad europea.

Torres de observación

En las afueras de Białowieża, hay numerosas torres de observación. Siempre abiertas a un turista accidental, crean la oportunidad de observar animales que a menudo abandonan el bosque y se acercan a las casas, en busca de comida. Estas observaciones largas y silenciosas. son una especie de meditación de la naturaleza, donde cesan los pensamientos inquietos y la mente cansada por la prisa cotidiana, se calma, experimentando la dulzura del sentimiento del aquí y el ahora.

Museo al aire libre

En la carretera de Zastawa hacia Pogorzelce, hay un museo al aire libre, bellamente restaurado de un típico pueblo de Podlasie. Un molino, una grúa, casas pintadas y una iglesia son una micro imagen de la vida del pasado.

El bosque encantado

Los lugares de poder son áreas con energía positiva, es decir, hay una forma de vibración sutil en ellos, que es más saludable para los humanos. Gracias a ello, nos sentimos mucho mejor en estos lugares, nos relajamos más rápido, nuestra vitalidad se regenera más fácilmente y se activa la intuición. El lugar de poder ubicado en Białowieża, es particularmente desconcertante e interesante. Está cubierto de muchos robles, pinos y piceas de forma extraña, a menudo de múltiples troncos, o conectados entre ellos mismos. Entre ellos hay rocas que forman un ingenioso sistema. Se cree que este era un lugar de culto de los antiguos eslavos. Una vieja leyenda dice que había un lugar en el bosque de Białowieża, donde se reunían los brujos, usando su poder y piedras para contener a los enemigos y los poderes del mal.